· articole
· intamplari

 De la lume adunate...

AYEYE DAGUL ATYEYE - spaniola



Raymond ROCA
Sydney-AUSTRALIA
[email protected]
http://rronline.rexlibris.net/ayeyedagul.html


LA LEYENDA DE LAS TRES HERMANAS



Erase una vez una tribu Australiana llamada Wahroonga. Las mujeres eran muy guapas y los hombres atléticos y apasionados por el lanzamiento del boomeran. La tribu estaba gobernada por el gran líder Booboonga quíen tenía tres maravillosas hijas, Parramatta, Cabramatta y Coolangatta.



La tribu vivía apaciblemente cerca del Océano Pacífico, localmente conocida como Solwata Mayumarry. Los Wahroongans nunca tuvieron una guerra y por lo tanto, nunca tuvieron enemigos. Los Wahroonga amaban las plantas y los animales quines a su vez, les devolvían el mismo amor. Los canguros, koalas y ornitorrincos jugaban con sus hijos, el emu les dejaba que montasen encima y la cucabarra los despertaba cada mañana como si fuese un desperdator.



Todo iba bien hasta que un día un niño despareció, la tribu lo buscó por todas partes. Al día singuiente, dos mujeres que estaban lavando fruta en el río desaparecieron sin dejar rastro alguno. La situación comenzó a pornerse peor cuando un día más tarde un horrible monstruo, paredico al Pteranodon del Jurásico, apareció en el poblado inesperadamente. La criatura se parecía a Godzilla, era Muntha, el devorador de canguros. Enseguida saboreó la carne humana y todos tuvieron miedo de él, en un momento devoró a muchos Wahroongans. Después de cenar, el monstruo se retiro a descansar a su guarida, era una gran cueva en las Montañas Azules. Los supervivientes de Wahroongan pensaron que sus muetres estaban cerca y que tenían que buscar la forma de escapar de esa terrible situación.



Booboonga mandó gente a otras tribus, los cuales tambíen estaban aterrados por el depravado asesino. Cada uno buscaba la manera para salvar a la gente de la boca del termido monstruo. Ninguno fue capaz de encontrar algo positivo y efectivo. Booboonga recordó a Boorthana el curandero quíen vivía en Thakun el grand desierto de arena, en un gran nido de termitas que fue vaciado de hormigas blancas por un erizo que se comió a su reina. Muchas veces el extraño hombre había salvado humanos de sus enfermedades y problemas.



Tres días y tres noches más tarde, Booboonga llegó al final del desierto montado sobre un gigante kanangathan (emu). De un seco wadi (tronco de madera) comido por dento por las termitas (dhudula) rápidamente hizo un didgeridoo. Con el produjo algunos extraños sonidos que él aprendió de su padre, esos sonidos eran los que tenía que hacer para hallar el gran Boorthana en Thakun.



No mucho más tarde, otro didgeridoo respondió de vuelta, era Boorthana. El mensaje era para que él se acercarse más. Booboonga saludó al mago y le contó todas las malas cosas que habían estado sucediendo últimamente. Boorthana escuchó atentamente y susurró unasn palabas mágicas. Luego, el silenció se estableció de nuevo, las mágicas palabras habían sido Ba-Ba-Bu.



El jefe había estado diciéndoles todas maneras de volver para que ellos no pudieran olvidarlas y para que no las olvidaran al volver, solamente la magia de Ba-Ba-Bu era suficientemente fuerte para destruir Muntha. Ba-Ba-Bu significa bamal, badu y burrumarrimil. Él de cualquier modo no estaba contento con lo que el mago le había dicho, que solo sus tres hijas podrían cumplir ésta misión con éxito. Solo ellas Cabramatta, Parramatta y Coolangatta eran lo suficientemente fuertes para desafiar al monstruo. Cabramatta tenía que llevar el bamal (tierra), Parramatta, el badu (agua) y Coolangatta una bolsa de burrumarrimil (semillas de eucalipto). Todas estas cosas ayudarían a destruir a Muntha, con solo una condición que las chicas nunca no mirasen a sus ojos.

A la llegada de Booboonga a casa, toda los habitantes del poblado estaban muy tristes por que pensaban que el cruel monstruo podría comerse a las chicas. Por el contrario, las chicas fueron muy valientes y querían salvar al mundo del malvado monstruo Muntha. Por lo tanto tenían todo listo para la noche. Esto es por que los aborígenes prefieren viajar de noche, cuando hace más fresco y es más confortable viajar. El viaje fue largo y tortuoso, solo las estrellas de la Cruz del Sur eran sus amigas iluminando su camino. Temprano de mañana, llegaron a la cueva de Muntha cansadas, hambrientas y sedientas pero ninguna de ellas se lamentó, se escondieron en el bosque spinifex y esperaron hasta que el dragón saliese. Después de un tiempo, las chicas supieron que el hambriento monstruo se había despertado por el horrible rugido que hizo, estaba dispuesto a ir al poblado y comerse a algunas ithete kuli (personas vivas).



Las chicas se acercaron a la horrible criatura con coraje. Cabramatta esparció la tierra por su cuerpo, Parramatta el agua y Coolangatta las semillas de eucaliptos. Las semillas, en un momento, crecieron ayudadas por la tierra y el agua y Muntha pareciá como una montaña de eucaliptos. Las plantas estaban estrangulándole y él se estaba sofocando rápidamente. Después les dijo a las chicas que si ellas le permitían marchar y quenmendo las plantas él sería un buen dragón y ayudaría a los humanos en sus trabajos duros. Las chicas no estaban totalmente convencidas y cubrieron sus ojos, de manera que ellas no fueran afectadas por mirar a los ojos del dragón. Después, Muntha les ofreció dos diamantes del tamaño del huevo de un emu, los cuales inmediatamente lanzó a sus pies. De cualquier manera, incluso este generoso acto no pudo convencer a las chicas para poner libre al come hombres.



Muntha comenzó a morir, las chicas esperaron hasta que él estuviese muerto, y luego ellas comenzarían a gritar. Coolangatta cogió los diamantes del suelo, ella quería llevarlos al poblado como consolación por los sufrimientos. Pero esos diamantes eran los ojos del agonizante demonio el cual todavía estaba vivo. Más tarde ellas comenzaron a sentirse mareadas y lentamente transformándose en tres rocas. Esas son The Three Sisters (Las Tres Hermanas)



En Australia no muy lejos de Sydney, en las Blue Mountains (Montañas Azules) se encuentra el pueblo de Katoomba, donde se encuentran The Three Sisters (Las Tres Hermanas) un grupo de estatuas gigantes de origen tectónico, no muy lejos están las cuevas de Jenolan, la guarida del monstruo y finalmente, el gigantice monolito Orphan Rock donde se dice que el dragón Muntha este capturado.

Raymond ROCA
publicat la 03.01.2006 (17495 citiri)